Información del foro

¿Por qué esta
reunión?

Desde hace más de 20 años, el Estado mexicano ha adoptado políticas públicas en salud para las mujeres, particularmente en salud materna, enfocadas a la reducción de la morbi-mortalidad materna como un eje prioritario en la atención de las mujeres y para garantizar el ejercicio de sus derechos humanos. Las iniciativas, estrategias, políticas y programas, tanto nacionales como internacionales adoptadas para cumplir con estos objetivos contribuyeron a disminuir la mortalidad materna 61% en 2016 con respecto a la de 1990 (RMM 36.7 muertes maternas por 100,000 nacidos vivos).

Sin embargo, no han logrado reducir las brechas inter e intra-estatales. Por ejemplo, Chiapas, una entidad marcada por rezago social, pobreza y exclusión social, ocupa, en 2016, el primer lugar con una RMM de 58.3 en tanto que Baja California Sur tuvo una RMM de 8.3, similar a la de algunos países nórdicos. A nivel sub-estatal hay lugares donde la RMM asciende a 160 o más. La MM es considerada no sólo un problema prioritario de salud pública sino casi siempre una flagrante violación a los derechos humanos de las mujeres, reflejando desigualdades y por ende, injusticia social.

El Encuentro “Mujeres al centro: Salud materna y desigualdades sociales. Una agenda impostergable” busca visibilizar y poner en la agenda pública nacional distintas problemáticas irresueltas del sistema de salud, que afectan a la salud materna impidiendo el acceso a una atención oportuna y de calidad a la gran mayoría de las mujeres mexicanas: el abandono del primer nivel y su exclusión de la atención de parto; la saturación de los hospitales públicos; la limitada incorporación de la partería profesional y tradicional en la atención materna y perinatal; la sobremedicalización del parto normal; el incremento exacerbado de cesáreas; el maltrato y la violencia obstétrica; la falta de capacidad resolutiva de las emergencias; las carencias estructurales en los servicios; las deficiencias en la capacitación y sensibilización del personal disponible; la persistencia de brechas y desigualdades que vulneran de manera desproporcionada a las mujeres de escasos recursos y a las mujeres indígenas; la inoperatividad o implementación deficiente del marco normativo; un financiamiento regresivo, fragmentado y con limitada transparencia y rendición de cuentas; la falta de mecanismos sólidos y permanentes de monitoreo y supervisión del funcionamiento de los servicios de atención; y la falta de implementación y enseñanza de la medicina basada en evidencia en la atención materna y neonatal, entre otros.

A pesar de los esfuerzos realizados, México no cumplió con el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio en 2015. La meta se postergó, al tiempo que se han perpetuado las desigualdades y brechas en el acceso efectivo a servicios en salud materna, presente sobre todo en poblaciones que han sido históricamente excluidas como las mujeres indígenas, las mujeres con VIH, las mujeres con discapacidad, las mujeres de escasos recursos que se atienden en el sistema público de salud y las poblaciones rurales, entre otras.

Aunado a ello, se constata la pérdida de prioridad en la agenda pública de salud de la salud materna y perinatal, la cual se hace evidente con el sistemático recorte al presupuesto público en salud en general y en salud materna en particular, contraviniendo las obligaciones establecidas por organismos internacionales de DDHH de una asignación progresiva, sujeta a una rendición de cuentas, transparente y orientada a otorgar seguridad a toda mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio, incluyendo la prevención del embarazo adolescente y la interrupción del embarazo.

El encuentro reunirá a expertxs nacionales e internacionales, organizaciones de la sociedad civil, académicxs, tomadorxs de decisión, organismos multilaterales internacionales y regionales, con el fin de discutir en torno a los desafíos que enfrenta el Estado mexicano en la implementación de la política pública de salud materna y perinatal y algunas propuestas para atenderlas. Por ello, se proponen los siguientes cinco temas, a abordarse en cinco mesas de trabajo a lo largo de los dos días:

1) las obligaciones del Estado;
2) el modelo de financiamiento;
3) las diversidades y la aceptabilidad;
4) la calidad de la atención y la violencia obstétrica; y
5) el modelo de partería.

La finalidad es generar propuestas para garantizar el acceso universal a la salud materna, mejorar la calidad de la atención, y erradicar las muertes maternas evitables y la violencia obstétrica desde una perspectiva de derechos humanos, de interculturalidad, no discriminacion, e igualdad de género.

¿Por qué estos
temas?
Cómo se va a trabajar

La dinámica para los cinco temas será: